Nós Diario :: Últimas novas

Nós Diario - Xornal de intereses galegos Nós Diario :: Últimas novas
A+ A A-

Tradicións

Tradicións

  • Visto: 535

El Fotógrafo

LA PROFESIÓN DE FOTÓGRAFO 

Sí observan las fotografías familiares de nuestros convecinos hechas entre los años 50 y 70 pueden apreciar como padres y hijos se enfundan en lujosos trajes e incluso las mujeres muestran bonitas joyas. Normalmente eran montajes realizados por alguno de los fotógrafos de la comarca.
En aquella época a fotografía era mucho más que plasmar las imágenes de la realidad, la fotografía era a creación de un entorno, de una apariencia de bienestar que en muchas ocasiones poco tenía que ver con la realidad de aquellos años. Nuestra comarca así como otras del sur de Lugo y norte de Ourense, contó con el fotógrafo Fernando Eduardo Rguez. Salgado, de Ver- Bóveda. . Y como siempre ocurre en nuestra región su oficio le mereció un apodo y el nombre para referirse su casa. Fue conocido siempre como “el fotógrafo” y su casa pasó a ser la casa del “fotógrafo de Ver”. Este era el verdadero arte de Fernando Rodríguez Salgado. Era,  además, un trabajo que le hacía sentirse orgulloso y con el que inmortalizó las vidas de muchísimas familias.


BIOGRAFÍA DE MI ABUELO 

FERNANDO EDUARDO RODRIGUEZ SALGADO

(Fotógrafo 1922-2006)

 

 

Fernando Eduardo Rodríguez Salgado nace el día 13 de mayo de 1922 en Ourense.

Su vida está marcada por el hecho de ser abandonado delante de un orfanato, en una cesta que contenía un papel en el que figuraba su nombre, apellidos y algún dinero.

Fue criado en San Facundo de Cea, O Carballiño, por una mujer viuda que percibía por ello una paga del estado, dinero con los que también pagaba la crianza de sus cuatro hijos naturales.

AL cumplir los 15 años se dirige a Pontevedra (Marín) con una recomendación para ingresar en la academia militar y recibir una formación, pero antes de llegar su destino un
amigo lo convence para alistarse en el ejército y se va a ayudar en las cocinas de los campamentos de los batallos nacionales.
Estuvo en Burgos, Teruel, Zaragoza y en la toma de Madrid.

Es en el año 1943 cuando se traslada definitivamente a Ver, Bóveda (Lugo) tras contraer matrimonio con Dña. Filomena García Rodríguez oriunda del lugar.

En una época de tanta pobreza en Galicia y siguiendo los pasos de tantos coetáneos, decide marcharse al Nuevo Mundo emigrando a Venezuela en busca de una fortuna para su nueva familia.

Luego de una dura travesía en barco atravesando el charco, llega su destino sin saber leer ni escribir y con la acuciante necesidad de buscar un trabajo honroso con el que lograr sus objetivos, comienza una rápida incursión en el mundo de la fotografía. Así ahorrando moneda a moneda logra montar sus propios estudios fotográficos. Realiza ampliaciones y fotografías en todo el territorio consiguiendo en poco tiempo el dinero suficiente como para regresar a ver su doña y hijos en varias ocasiones y para construir la casa de su propia familia. Marcado por el abandono que de suyos padres tuvo el nacer, su vida no dejó de ser nunca, más que, una busca constante de esos orígenes y una gran lástima por su niñez. Grano amigo de los animales, mantenía con ellos una relación de respeto, el igual que con el resto de los ser con el acompañaron el largo de su vida. Gran te creen, serio y carismático, lo llegar de Venezuela sigue haciendo trabajos fotográficos de gran calidad tanto para gente importante, como también para toda esa gente humilde que se cruza en su camino abarcando la gran mayoría de los pueblos del norte de Ourense y sur de Lugo.

En el bajo de su casa construyó su laboratorio fotográfico. Desarrolló la actividad de fotógrafo en exclusiva hasta 1975, desde entonces la compaginó con la de anticuario. Nos sus recurridos por los pueblos había detectado la posibilidad de comprar objetos antiguos ( vasixas, relojes, monedas…) y venderlos a tiendas y maioristas. Este último oficio lo acompañaría hasta los últimos años de su vida profesional y sin duda mostraba también el talante emprendedor y creativo de Fernando. Nos sus inicios en el mundo de la fotografía, finales de los años 40, recurría las aldeas con una bicicleta, más tarde ya en los 60, con una moto Vespa, con un Gogomóvil y por último y ya como anticuario con un Renault 4, que mantuvo en perfecto estado asta los últimos días de su vida. En enero del 2003 muere Filomena, su gran amor y fiel compañera con la que compartió alegrías y tristezas durante más de medio siglo.. Fruto de este matrimonio nacieron cuatro hijos, muriendo el primero el poco de nacer.

Los otros tres, Fernando, Nieves y Antonio , como su padre, supieron avanzar en la vida honrosamente y con la frente alta. Desde este momento, la muerte de su esposa, solo deseaba dejar también este mundo para ir con ella. Su vida desde entonces era de recuerdos, rompiéndole el alma a quién sentía su profunda tristeza, consecuencia de la pérdida del ser más amante. Tan sólo tres años después el espíritu le abandonó el cuerpo, muriendo su corazón con la enorme pena de no haber conseguido saber quién habían sido sus padres y con la esperanza de reencontrarse en la “otra vida” con su esposa, la persona que más amó en este mundo.

 

 

  

  • Categoría de nivel principal o raíz: Tradicións
  • Visto: 1326

O Cura do Lor, Lendas Galegas

"Europa, o vello mundo, onde a historia se comezou a escribir tres mil anos antes que no novo continente é un exemplo de continuo avance e evolución onde quedan atrás as lendas do acontecido e onde sabemos, ou deberiamos de saber,  o que non hai que volver a repetir."

APROXIMACIÓN Á ÉPOCA

A mediados do século XIX nas aldeas galegas existía unha economía de subsistencia onde o home, a natura e os animais estaban interrelacionados. A fame formaba parte do día a día e levarse algo pra comer á boca era algo que requiría de moito esforzo.

Naqueles tempos nos que as armas de fogo formaban parte da vida cotiá da poboación, os encargados de poñer orde eran os Mangas Verdes. Poderiámolo traducir a vaqueiros e sheriffs do oeste americano.   

O dito : - A boas horas Mangas Verdes!!!, vén daquela época,  onde os recorridos se facían maioritariamente a pé ou no mellor dos casos en bestas ou cabalos.  Cando acontecía algo realmente transcendental eran eles os que se desprazaban a por orde  e sempre chegaban tarde, o que deu orixe ao dito. 

Era tan grande a inseguridade das zonas rurais que tras finalizar a 1ª guerra Carlista  , o 13 de maio de 1844 Francisco Javier Girón, II Duque de Ahumada, funda a Garda Civil , substitutos dende aquela dos famosos Mangas Verdes.

CARAPE

Non coñecemos o nome do cura pero sí o do asasino.

O cura do Lor era coñecido na comarca Guímara por ser un gran home de Fe. Endexamais pronunciou blasfema ningunha, cada vez que necesitaba facelo usaba un comodín, unha palabra que 150 anos despois da súa morte sabemos que pronunciaba. Carape.

O ASASINO

O Rato de Eixón matara facía uns días a un tendeiro na serra de Fornelas, roubáralle a mula e as calderillas que levaba, deixándoo  elí tirado.

 

A LENDA

As armas dábanlle opcións aos foraxidos de acometer atrocidades, que moitas veces quedaban impunes.

O medo aos foraxidos era patente nas aldeas e as medidas ordinarias eran non abrirlle a ninguén ao chegar a noite, estar armados e pechar ben tódolos accesos.

Un día, ao escurecer, un home portando unha carta presentouse  e chamou a porta da retoral onde era párroco o susodicho e coñecido como  "CARAPE" .

A desconfianza do crego era grande e non sacou a man de debaixo da sotana ata estar convencido de que o que portaba o documento era un bon home. Dada a choiva e o mal tempo que estaba a facer naqueles días do mes de novembro, fríos e chuviosos, por cortesía invitouno a pasar e cear algo antes de partir e, se o necesitaba, a pasar a noite.

Non ven moito a conto pero a Sotana foi obrigatoria no clero ata o Concilio Vaticano II en 1960, polo tanto ata este ano todo o clero levaba sotana e debaixo delas os segredos eran milleiros.

O temor fíxose realidade e xusto cando a confianza estaba case gañada o asasino sacou a súa arma e ameazou  con matalo se non recibía tódolos cartos que houbese na casa. Carape  ao verse ameazado quixo reaccionar e sacar de debaixo da sotana a arma que uns intres antes pensara en usar, pero o tempo limitado pola bala do RATO non o fixo posible.

A criada non escapou tampouco ás balas do Rato e a filla desta quedou por morta tras ser afogada nun balde de auga.  O foraxido fuxiu co botín e dous foron os mortos  daquela noite de outono nas terras do Lor.

Foi ela, a filla da criada. A súa ocorrencia foi facerse a morta pra salvar a vida. Aterrada non se moveu ata que estivo segura de que o asasino estaba ben lonxe. Entón, ergueuse e foi pedir auxilio. Cando chegaron os Mangas Verdes, ataron cabos e grazas a descrición da rapaciña souberon que o asasino fora o mesmo que días antes matara o tendeiro na serra de Fornelas, o Rato de Eixón.

 

Descarga Libro Gratis
Datos Galicia IGE
Comprar Artesanía

Nota Informativa:

Esta página puede contener enlaces rotos y erratas. Si esto te ocurre has de saber que estamos reestructurando y terminando de volcar contenidos de  2008 a 2015 que se encontraban en html. Hay artículos pendientes de revisión y muchos aún sin incluir. 

Visita esta página con frecuencia, conoce algo más de Galicia, de los gallegos y de sus tradiciones.

 Peruchela 

PROXECTO TERRA - MAPAS

PROXECTO TERRA