Citas culturales anuales

San Martiño en Galicia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

San Martiño patrón oficial de la  Matanza del Cerdo  en Galicia.

Refranes de San Martiño

  •  Por el San Martiño, castañas y vino.
  • Castañas, nueces y vino hacen la alegría del San Martiño.
  • Las castañas que después del San Martiño quedan en el soto, son del mochuelo.
  • En el San Martiño bebe vino y deja agua para el molino.
  • Con castañas asadas y vino nuevo ya no muere el pueblo.
  • San Martiño, ve al magosto y mata el cerdito.
  • Con castañas asadas y sardinas saladas no hay vino ruín.
  • En el día de San Martiño, abilla tu vino.
  • Después de San Martiño viene el invierno de camino
  • Por el San Martiño, mata al cerdo y prueba el vino.
  • El verano de San Martiño son tres días y más un poquito.
  • Por el San Martiño, mata tu cerdito.
  • A todo cerdo le llega su San Martiño
  • El veranito de San Martiño, o grande o pequeñito.
  • Por el San Martiño, andan las nueces a roliño.
  • Por el San Martiño se hace el magosto, con castañas asadas y vino.
 

sanmartino

 

A comida nas matanzas                       A Matanza do Porco

En este 2018, se conserva en nuestra región esta ancestral costumbre de sacrificio animal para autoconsumo pese a  que parte de la sociedad actual nos tache de asesinos, o de maltrato animal.
 
No comparto las críticas de aquella gente que juzga como una barbarie dicha tradición, de sobras es sabido por todos, los que quieren ver, cuáles son las auténticas barbaries de esta civilización humana.
En realidad puedo entender porque surge cada día más gente vegetariana, o extremista como los veganos.
No es por culpa nuestra. En cuanto las grandes empresas son las encargadas de producir no tienen miramentos con los animales y los tratan cómo meras mercancías. Hasta los más amantes de los chorizos nos dan ganas de dejar la carne.
Ojalá volviésemos a vivir con los animales como antaño, criándolos con mimo y dedicación.
 
El relevo está desapareciendo, la escasa natalidad del rural y la emigración a las villas, ciudades y a  países extranjeros confirman la tendencia del paulatino abandono del rural gallego y con él de sus ancestrales tradiciones.
Debido pues a estos factores, muchas aldeas con un solo habitante están dejando de estar habitadas al extinguirse ese último aliento que la sostenía.
En otras aldeas, donde antes eran cientos ahora son deceas, mayores para trabajar en esta o en otra costumbre que requiera fuerza, destreza y habilidad, lo que ellos ya perdieron.
El puñado de personas con esas propiedades se reducen la media docena en el mejor de los casos, que el que contar con ellos para cada una de las matanzas tampoco resulta fácil.
 
La unión de antes ya no existe, la envidia el odio y la inquina, hacen que praticamente haya desaparecido esa confraternidad que acontecía hasta hace bien poco. Las nuevas tendencias hacen que procuremos atender cada uno a lo nuestro.
Al contar con máquinas, para las escasas labores del campo que se realizan hoy, no es necesario esa relación que perseguía al fin la colaboración entre unos y otros. Generalizar no está bien, y tengo que apuntar que hay lugares en Galicia que sobrevive esta unión. Donde los vecinos se siguen ayudando. Ayuntamientos semidespoboados donde tienen un territorio amplio para labradío, y esta colaboración es precisa para mantener las producciones.
 
Los que se fueron están lejos y cada vez tienen menos interés en los productos de la matanza de la casa, ya que otro tipo de viandas forman parte de su dieta. Poco a poco van olvidando el sabor de la aldea.
Los que se van cada son menos, ya que no los hay. Los que llevan décadas fuera, y son viejos, en el al otro lado lloran y no quieren venir a ver el sitio donde nacieron y se criaron por el dolor de saber de su abandono.
 
Pudiendo ser Galicia la envidia de las otras regiones de Europa, por contar que el clima, tierras y mar más productivos que cualquiera de los demás, está siendo el gran lugar olvidado. Todo fue encaminado a su abandono.
Los cauces de producción y distribución de los alimentos agrarios, sostiene de villas y ciudades, están en manos de las multinacionales que ejercen una explotación animal y laboral sin escrúpulos. Macro-granjas donde lo producido o se lo de las por lo que te paguen o no tienes la quien vendérselo. Conscientes de ese arma, pagan lo justito para su sostenimiento y hasta que les interese.
Las ferias desaparecieron, el mundo ha cambiado y ahora decimos: No te tiene arreglo la cosa!!!. No hay vuelta atrás.
 

Imprimir

.

A CORDA DA SANTA COMPAÑA                  

Destaca tu Evento o Negocio     Enxebre Web